Aprender a Pensar

Editorial (OCT-2010)

Acabamos de publicar el Informe de resultados de la investigación que emprendimos simultáneamente con el lanzamiento de este portal, y que desarrollamos durante los meses de marzo y abril de este año.

La respuesta a la pregunta que lanzábamos como eje vertebrador de este proyecto, ¿puede la web 2.0 favorecer la adquisición y desarrollo de la competencia de “aprender a pensar”? , ha sido tajante: sí. Pero, ¿está esto ocurriendo ya en nuestras aulas? ¿Se obtiene el máximo provecho de la web 2.0?

Pues, de momento, no, o, al menos, no de forma generalizada. Hemos encontrado tres usos fundamentales del blog en en aula: como depósito-almacén de recursos (una web 1.0 más fácil de gestionar), como lugar para interactuar con el alumno a partir de las propuestas del profesor (estadio intermedio) y, propiamente como web 2.0 cuando son los propios alumnos quienes producen y gestionan los contenidos del blog. Este último uso es minoritario, pero los profesores que se atreven con esta aventura llegan, de una u otra forma, hasta él, andando el tiempo y por sus propios medios.

Siendo así la realidad, el primer beneficio que se obtiene del blog es el de motivar e implicar al alumnado (lo que suele coincidir con la intención del profesor) y la mejora en cuanto a la actitud y a la adquisición de determinadas competencias, como la autonomía y la responsabilidad. Sin embargo, tanto los profesores que están empezando como aquellos que tienen más experiencia, vislumbran las posibilidades de la web 2.0 para desarrollar la capacidad crítica de los estudiantes, sobre todo por el hecho de que este tipo de trabajo les involucra en su propio proceso de aprendizaje: la búsqueda de información, la selección y discriminación de contenidos, su producción y elaboración y la implicación en tareas grupales movilizan la atención de los estudiantes, y requieren de ellos tareas reflexivas.

Los propios profesores señalan el camino hacia este “escenario avanzado”: no menos que una mejora en la dotación de equipamiento, hace falta  un cambio de actitud en los docentes, apoyado por los centros y las autoridades educativas. El profesor 2.0 de hoy es un “quijote digital”, y en todos los sentidos: por su entusiasmo y vocación, sí, pero también por su soledad en la tarea que ha emprendido.

De todos nosotros depende que sean cada vez más, y no se acaben extinguiendo, estas raras avis.

Principales conclusiones del informe

Informe completo



escrito el 5 de octubre de 2010 por en 01. EDITORIAL


Escribe un comentario

Recuerda que:
  • Las opiniones aquí expresadas serán responsabilidad tuya, y en ningún caso de Aprender a Pensar
  • No se admitirán comentarios que vulneren lo establecido por las leyes y por las Normas de uso de este sitio
  • Aprender a Pensar se reserva el derecho de eliminar los comentarios que considere inadecuados
Los datos serán tratados de acuerdo con lo establecido en la Ley Orgánica 15/1999 de 13 de diciembre de Protección de Datos de Carácter Personal, y demás legislación aplicable. Consultar nuestra Política de Privacidad
Aprender a Pensar