Aprender a Pensar

Experiencias (SEPT-2010)

Aprender y enseñar a manejarse en Facebook

linea

Facebook es una gran red social (la más popular en el mundo), con más de 450 millones de usuarios en todo el mundo. Disponible en 70 idiomas, en Facebook uno puede encontrar amigos que ya tiene en la vida real, hacer otros nuevos, localizar a sus antiguos compañeros de colegio y compartir fotos, vídeos y reflexiones de los más variados grados de profundidad, además de comentar las de los otros usuarios (si todavía no sabes para qué &%#!! sirve una red social, quizá este vídeo pueda ayudarte).

No es extraño por tanto que Facebook se haya convertido, junto con otras redes sociales como Tuenti o MySpace, en el nuevo patio de vecinos, o en el parque al que antes los niños bajaban a jugar. Nuestros adolescentes pasan muchas horas “echando el rato” en Facebook, en constante comunicación con sus conocidos y en busca de nuevos alicientes.

Por eso, la alarma aparece en la cara de padres y profesores cuando se les habla de los “peligros” que el uso de las redes sociales puede suponer para los niños y adolescentes. El desconocimiento, por parte de muchos padres y educadores, de este nuevo medio social, ayuda a que se magnifiquen los riesgos y no se pongan en práctica las estrategias adecuadas para minimizarlos.

Quizá pueda sernos útil pensar que los riesgos de la web son muy parecidos a los que entraña el mundo real, y por tanto las reglas de prudencia y sensatez que nos parece adecuado inculcar a nuestros hijos son extensibles, con las modificaciones pertinentes, al mundo virtual. Aquí van unos consejos para aprender y enseñarles a manejarse en Facebook.

5 reglas de oro

On-line, corre como la pólvora: cualquier contenido escapa a nuestro control desde el momento en que lo ponemos on line, y a partir de ese momento se ofrece a una audiencia invisible de millones de usuarios en todo el mundo. Cualquier contenido, además, puede ser copiado y pegado y distribuido por la red. De esta manera, es importante reflexionar sobre las fotografías, vídeos o cualquier información personal que sea susceptible de ser utilizada en nuestra contra, o, sencillamente, llegar fuera de contexto a las personas inadecuadas: posibles empleadores, profesores, o personas que quieran perjudicarnos.

Pensar antes de escribir: cualquier contenido puede acabar en manos indeseadas, o sencillamente, ser mal utilizado. Es importante pensar en las consecuencias que la información puede tener para nuestro futuro o el de otras personas. Una regla de oro del mundo virtual debería ser, por difícil que sea mantenerla, no decir –escribir- o hacer nada que no se haga o diga en la “vida real”. Enseñar a nuestros jóvenes que la necesidad de respetar a los otros es igual de importante en el “anonimato” de la red, a no distribuir contenidos inadecuados y a denunciar cualquier abuso que perciban es fundamental para ayudar a construir una comunidad web más cívica.

Revisar la configuración de privacidad: para crear una cuenta en Facebook se requieren los siguientes datos: una dirección de e-mail, nombre, sexo, fecha de nacimiento y, lógicamente, una contraseña de acceso. Ninguno de estos datos tiene por qué ser verdadero, a excepción de la dirección de e-mail. La fecha de nacimiento se utiliza para “asegurarse” de que todos los usuarios son mayores de 14 años (la edad mínima para ser usuario de Facebook), pero es obvio que cualquiera puede facilitar información falsa en este punto. Una vez creamos nuestro perfil, podemos completar la información que ofrecemos sobre nosotros, añadiendo datos sobre nuestra ocupación, intereses, centro de estudios, etc. A partir de ahí, “solicitamos amistad” a otros usuarios que conocemos (o no), y ellos deben aceptar nuestra solicitud para ser oficialmente “amigos”. Controlar a quiénes aceptamos como amigos, unido a ciertas preferencias en la privacidad de nuestro perfil, es importante para mantener nuestro contenido “seguro”, en la medida de lo posible.

La polémica privacidad en Facebook
Independientemente de la configuración de privacidad que elijamos, en Facebook el nombre y la fotografía del usuario (si se ha cargado una foto en el perfil) son siempre públicos. Cualquier usuario de Facebook puede llegar a ellas a través del buscador, o por simple azar. Pero, excepción hecha de esta información, podemos restringir el acceso al resto de nuestros contenidos (fotografías, mensajes o amigos) al grupo de personas que deseemos, así como evitar que a través de Google, por ejemplo, nos encuentren. Todo esto puede hacerse a través del menú Cuenta, apartado Configuración de la privacidad.
Tras múltiples polémicas en torno a este asunto, y a partir de las reclamaciones de los propios usuarios, Facebook ha implementado una página de ayuda donde se explica cómo configurar la cuenta para adaptarla a nuestras preferencias de privacidad.

Tiempo bajo control: del mismo modo que ponemos límites al tiempo que nuestros hijos pasan en el parque o viendo la televisión, es importante acordar con ellos el tiempo que dedican a las redes sociales, que, como hemos dicho anteriormente, son una nueva versión del parque, la calle o el patio. Para que estos acuerdos sean efectivos, es importante tener en cuenta que la mayoría de los móviles con acceso a Internet incluyen ya aplicaciones para enviar los mensajes a las redes sociales directamente desde el teléfono.

Atentos al acoso: de nuevo igual que en la vida “real”, es importante recordarles que estén alerta frente a mensajes e invitaciones de desconocidos a través de la red. Sin caer en alarmismos, pero con la misma firmeza con la que les enseñamos a no abrir la puerta a extraños, explícales que no deben responder a desconocidos, facilitar información personal acerca del domicilio o de las actividades cotidianas o enviar fotos si no conocen bien a la persona que se las pide, y que no tarden en decirlo si encuentran algo raro a este respecto.

Más información:

Aunque no del todo actualizado, puesto que la red social ha sido modificada muy recientemente, este vídeo ofrece varios pasos de obligado cumplimiento para configurar nuestra cuenta, a saber, creación de listas de amigos, ocultar perfil en las búsquedas, evitar fotos etiquetadas, proteger nuestras fotos, y proteger el perfil.



escrito el 3 de septiembre de 2010 por en 04. EXPERIENCIAS


6 Comentarios en Experiencias (SEPT-2010)

  1. finta jordan | 20-05-2011 a las 12:11 | Denunciar Comentario
    1

    me a servido de mucho leer esto

  2. Juan Carlos Demetrio | 20-05-2014 a las 11:03 | Denunciar Comentario
    2

    Todo esto es desconocido para mi, les pido perdón si por tal motivo altero vuestra rutina en el plan de enseñanza.

    jcd

  3. Juan Carlos Demetrio | 20-05-2014 a las 11:09 | Denunciar Comentario
    3

    Tengo la certeza que vuestra ayuda me va a ser de mucha utulidadad.

    jcd

  4. Juan Carlos Demetrio | 20-05-2014 a las 11:11 | Denunciar Comentario
    4

    Bueno…..¡muy bueno!

    jcd

  5. Juan Carlos Demetrio | 20-05-2014 a las 11:15 | Denunciar Comentario
    5

    Otro comentario no tengo porque recién comienzo a leer estas pàginas y no tengo argumentod para emitir ningún juicio de valor.

    jcd

  6. Juan Carlos Demetrio | 20-05-2014 a las 11:19 | Denunciar Comentario
    6

    No tengo más de lo que comenté anteriormente.

    jcd

Escribe un comentario

Recuerda que:
  • Las opiniones aquí expresadas serán responsabilidad tuya, y en ningún caso de Aprender a Pensar
  • No se admitirán comentarios que vulneren lo establecido por las leyes y por las Normas de uso de este sitio
  • Aprender a Pensar se reserva el derecho de eliminar los comentarios que considere inadecuados
Los datos serán tratados de acuerdo con lo establecido en la Ley Orgánica 15/1999 de 13 de diciembre de Protección de Datos de Carácter Personal, y demás legislación aplicable. Consultar nuestra Política de Privacidad
Aprender a Pensar